Ahora está viendo el sitio web versión escritorio.

CAMBIAR A LA VERSIÓN MÓVIL.
close
Regresar a Momentos

Aldea navideña en Shanghái

viernes, 28 de noviembre de 2014
Aldea navideña en Shanghái

The Peninsula Shanghái anuncia una Navidad atemporal con alegres brunches, meriendas, cenas y visitas de San Nicolás durante todo diciembre. Las celebraciones con estilo comienzan el 28 de noviembre con una  ceremonia para encender el árbol de Navidad y un coctel en The Lobby. Los huéspedes pueden beber Glühwein europeo y picotear los clásicos bocadillos navideños mientras un coro canta villancicos tradicionales y se muestra una espectacular aldea navideña de pan de jengibre.

Para conmemorar el quinto aniversario de este popular momento familiar en el hotel, un equipo de 23 chefs trabajó sin descanso desde mediados de agosto para crear algo sumamente especial. En un espacio de 40 m² en The Lobby, la aldea con temática del invierno tiene un castillo, dos molinos, una noria, una universidad, una iglesia, una estación de trenes, seis coloridas casas hechas de cupcakes, y hasta un lago para patinar sobre hielo.

Los huéspedes se emocionarán con los complejos y refinados toques del equipo creativo de la cocina. Las 40 casas se construyeron con 150 kilogramos de pan de jengibre y 120 kilogramos de pasta de azúcar para los techos, y tienen pequeñas luces dentro de las ventanas, mientras que dos trenes recorren la aldea. Los visitantes muy observadores también descubrirán osos polares y muñecos de nieve. Para sumar follaje de la temporada, hay 160 árboles de Navidad elaborados con harina y azúcar. Un lago congelado en miniatura, con pingüinos patinando, completa el paisaje de cuento de hadas.

Además de cautivar a padres e hijos durante el mes de diciembre, la aldea navideña de pan de jengibre también contribuye a los esfuerzos de beneficencia de The Peninsula Shanghái. Cada casa de pan de jengibre tiene un precio inicial. Los huéspedes y los visitantes pueden hacer ofertas para patrocinar su casa preferida. El padrino más exitoso verá su nombre grabado en la casa, y todos los fondos del apadrinamiento se donarán a organizaciones locales de beneficencia.

REGRESAR AL INICIO