Ahora está viendo el sitio web versión escritorio.

CAMBIAR A LA VERSIÓN MÓVIL.
close
Regresar a Momentos

Aterrizaje de los pilotos del Solar Impulse

viernes, 24 de abril de 2015
Etiquetas
Los pilotos del Solar Impulse hicieron escala en The Peninsula Shanghái en su viaje alrededor del mundo
Para un jet convencional, un viaje de 16 meses alrededor del mundo, partiendo y llegando a Abu Dhabi a través de Omán, la India, Myanmar, China, Hawái, la parte continental de los Estados Unidos, Europa y el norte de África, sería un verdadero placer. Pero para un avión que se alimenta solo con el sol, los desafíos no tienen precedentes.

Cuando el Solar Impulse aterrizó en Chongqing el martes 31 de marzo, luego de un vuelo de 20 horas desde Myanmar, se convirtió en el primer avión monoplaza en ingresar a China. El aterrizaje no fue fácil. Al volar sobre las montañosas provincias de Yunnan y Sichuan, los pilotos tuvieron que enfrentarse a vientos fuertes y temperaturas inferiores a -20 grados Celsius en la cabina del piloto.

Sin embargo, una vez en la tierra, los dos pilotos, Bertrand Piccard y André Borschberg disfrutaron de la verdadera Hospitalidad Peninsula. Durante su estadía en China, la tripulación del Solar Pulse estacionó en The Peninsula Shanghái. El vuelo ‘sin combustible’ alrededor del mundo tiene como objetivo promover el uso de energías renovables en todo el mundo, y eligieron a The Peninsula Shanghái por su constante compromiso en apoyo de las soluciones sostenibles. Entre los últimos proyectos que el hotel apoyó está la carrera en bicicleta de Tour de Bund y la incorporación de estaciones de recarga gratuitas para los autos BMW eléctricos e híbridos, en el estacionamiento del hotel. 



Durante la estadía de la tripulación, el hotel asistió con la organización de un evento para importantes medios chinos en The Rosamonde Aviation Lounge, y albergó varios eventos de alto nivel para los socios empresariales de Solar Impulse. El equipo también trabajó con organizaciones locales para mostrar los beneficios de la energía limpia a los alumnos chinos. Los pilotos del Solar Impulse se tomaron el tiempo de posar para las fotografías en el antiguo ascensor de imitación del hotel, que fue fabricado por Schindler, uno de los principales socios de Solar Impulse. 

Los huéspedes ahora pueden ver un recuerdo preciado de la visita de los pilotos a The Rosamonde Aviation Lounge. La tripulación obsequió al hotel un libro conmemorativo acerca del proyecto Solar Impulse, y donó una réplica del avión. Este modelo del primer avión que viajó alrededor del mundo mediante energía solar se suma a la colección impresionante del Salón de objetos que documentan la historia de la aviación en China y el mundo. 

REGRESAR AL INICIO